Previa del Málaga C.F - Sevilla F.C


Terminaba la temporada 98/99 y recuerdo varias cosas de aquel último partido. La primera de ellas, es que lo vi en casa de un amigo bético, la segunda, es que cuando Moya recibió el balón, al filo de la línea de portería, mi hermano dijo, ¡Penalty!, y así fue. Gabi Moya, amagó con su peculiar regate a Valcarce, y entró en el área, el defensa lo trabó y... penalty sin discusión. Lo último que recuerdo, fue que la pena máxima la marcó Tsartas, y la lluvia de botellas que le cayeron en la celebración.

Aquello nos llevó a la promoción con el Villarreal, ganamos los dos partidos, el de ida, 0-2, precisamente con dos goles de Tsartas, y el de vuelta 1-0 con el famoso gol de Quevedo, a saque de falta del griego. Que guante tenía en la zurda Vassilis Tsartas.