Se ha roto la vela mayor


Borrón y cuenta nueva. Toda la temporada pasada deseando que llegara aquellos meses en los que el balón no rodara por ningún estadio de manera oficial para que ahora tenga la sensación que aquello no sirvió de nada. No creo que los fichajes de este año sean malos, al contrario, creo que mejoran la plantilla del año anterior: Cicinho, Botía, Maduro, Hervás, Kondogbia, Diego López e incluso Rabello, que fue anunciado y presentado con más platillos que bombos para el filial y primer equipo, pero nada.

Creo que son jugadores que, estructuralmente, mejoran unas posiciones sobre el resto: lateral derecho, centro del campo defensivo y defensa central. Pero ¿y la delantera? No damos miedo en ataque, con evitar que Navas y Negredo lleguen con peligro es suficiente. No sé a qué juega mi equipo, ¿al balón parado? ¿por qué no se provocan, pues, córners y faltas? ¿A qué jugamos? ¿A tener el balón con pivotes clavados en el suelo y que nadie se mueva? No creo que sea a la contra, no creo que sea buscar al delantero referencia, tampoco creo que jugamos con las bandas porque no me suena. ¿Jugamos al toque? ¿Quién saca el balón jugado? ¿Quién organiza este K.O.'s técnico? Si hay equipos con peores jugadores y que ganan más partidos, ¿por qué no nosotros? ¿Responsabilidad de quién? ¿Jugadores o entrenador? ¿Afición o directiva? ¿Todo o a la vez?

Demasiados jugadores polivalentes y pocos jugadores con un puesto fijo.
El año que viene ficharán a un portero polivalente. El portero-delantero.

Y por otra parte, no me creo que no haya solución para Gol Norte... es que no me lo creo.

Muchos pueden calificar de egoístas a Biris Norte. Entiendo que haya medidas de seguridad que hayan que cumplir, entiendo que hubiera que hacer un análisis de tantas causas por el apercibimiento de cierre. Hay personas que deberían quedarse en sus casas con el Canal+ y el GolT y que se emborrachen cuanto quieran, se fumen cuanto quieran, rompan cuanto quieran, insulten cuanto quieran, se peleen con quienes quieran y sean acusados de desorden privado por las fuerzas de seguridad de sus respectivas mujeres o padres. Pero que no haya un grupo de animación en el estadio, con sus contras, me parece de equipo de alevines o de mediocres de primera. No me creo que no haya solución para Gol Norte.

Parecen cortinas de humo sobrevolando nuestras narices para que hablemos más del hijo de Del Nido, del resto del Consejo de Administración, la presunción de inocencia del presidente en su vida laboral extradeportiva, los negocios de algunos miembros de los Biris, el posible cierre del Sánchez-Pizjuán, las bengalas, los cinco goles del Sevilla en el derbi, Jesús Alvarado, Araújo y la radio, las pancartas, los cánticos, las pegatinas, la Rota que colmó el vaso, las medidas, las antimedidas, las remedidas... Que hay que hablar, sí, pero todo ello no marca goles aunque sí puedan dar semiasistencias y olvidar el prefijo 'ir' de la palabra irregularidad y usar el verbo 'ir' para llegar a la regularidad.

Se ha hablado de todo menos de lo importante: 4-4-2, 4-3-3, 4-1-4-1, 4-2-3-1, ¿Palop o Diego López?, ¿Cicinho o Coke? ¿Fazio o Botía? ¿Maduro o Kondogbia? ¿Perotti o Del Moral? ¿Reyes o Rabello? ¿Negredo y Babá? ¿Campaña y Rakitic?
¿Míchel o tú?

Sumemos todos antes que sea demasiado tarde.
Estamos a tiempo de arreglar la vela mayor, navegar y llegar a buen puesto.