Para seguir creciendo . . .



Para seguir creciendo debemos de estar todos unidos, ser una piña y no dejar escapar ni un punto de los que se disputen en nuestro estadio.

Para seguir creciendo los jugadores deben de continuar el camino marcado por el nuevo técnico, no desvanecer hasta que el trabajo (que no es otra cosa que la victoria) esté hecho.

Para seguir creciendo y creyendo en cotas más altas debemos de bajar el balón al suelo, asentarnos en la realidad presente, que está más cerca del Deportivo de la Coruña que del Real Madrid y a partir de ahí comenzar a ascender regularmente.

Para que todo ello ocurra, mañana nos jugamos otra final, otro reto, como hoy ha dicho Emery, la de mañana es nuestra liga, no la del sábado pasado (otra cosa es el cómo se pierda), dondel el equipo y el club se deben de dejar los cuartos es en este tipo de partidos y se hay que reservar se reserva (me refiero al partido del Bernabéu y al del Camp Nou) si hay que contemporizar se hace, si hay que jugar con el resultado se juega. Sólo vale ganar, da igual que los gallegos vengan con entrenador nuevo (algo que no me gusta), o que nosotros tropezáramos en el pedrusco del Berbábeu.

El Deportivo se presenta con las bajas de Manuel Pablo y Marchena sancionados y de Aythamy y Laure lesionados, son altas Aguilar, Camuñas y Ayoze. Rival herido en el que se estrena un nuevo entrenador que siempre hace que los jugadores, al menos en los primeros partidos, se muestren con una actitud diferente, sino que nos lo digan a nosotros. De momento los nervionenses seguirán teniendo la baja de Palop y la de Campaña con problemas en el recto anterior. La lista definitiva se sabrá mañana.

Mañana es nuestro partido, ya llegará la noche que todos deseamos.

...Y sin vallas...