Un partido a la medida


 El que se disputa mañana en el Santiago Bernabéu es un partido que va a medir al nuevo Sevilla de Unai Emery, sin la presión de los puntos porque lo más normal es perder, llegamos con la buena imagen y las victorias de los últimos encuentros, con un viento a favor que estamos recuperando poco a poco y con nuestros mejores jugadores en el mejor momento de forma. Dicen desde la capital que Mourinho reservará a jugadores para el partido de Champions antes el Manchester United, uno de ellos puede ser Cristiano Ronaldo, así que de salir el Sevilla como lo ha venido haciendo hasta ahora, a lo mejor le metemos el susto en el cuerpo.

Siempre he pensado que en este tipo de partidos hay que reservar a jugadores, bien desde el inicio o durante el encuentro, dado que los partidos importantes en liga son los que tenemos justo en medio de los dos colosos, es decir, Deportivo y Celta más la vuelta copera. Muchos partidos y muchos minutos en las piernas teniendo en cuenta que siempre jugamos con los mismos. Seguras las bajas de Rakitic por sanción y de Cicinho por lesión, bien haría Emery en dar descanso a Medel, Negredo o Spahic (este al borde cumplir ciclo de amarillas). Al croata puede que lo sustituya Reyes, colocando a Manu del Moral en la banda y al brasileño lo sustituirá Coke.

Es de esos partidos que uno tiene que ver sin presión, si el árbitro no intenta ser el protagonista (cosa harto complicada), se puede ver hasta con cierta relajación. A las consabidas bajas arriba expuestas, nuestro capitán Palop parece descartado y Navas recuperado de sus molestias, el resto todos disponibles.

Intentar asaltar el Bernabéu, apovecharse de que ellos estarán pensando más en la Champions que en la liga y seguir subiendo escalones en la clasificación y en la sensaciones que jornada tras jornada está transmitiendo el equipo.