#PreguntaBabá

Foto: Marca.com
En Twitter, a lo largo de la noche y durante la mañana de hoy está siendo Trending Topic el hashtag #PreguntaBabá Lo que al principio estaba siendo un poco de guasa sevillana se está convirtiendo en un linchamiento poco irónico hacia un jugador del que dicen es el peor que ha pasado por el Sevilla FC en los últimos años. Eso dicen, los que lo hayan visto, yo aún no lo he visto jugar con confianza en el primer equipo. Al igual que tampoco estoy viendo jugar a Cala, Hervás, Stevanovic, Rabello (por temas que me hierve la sangre) o al ahora lesionado Campaña. 

Hablaré de él como lo que leí antes de que llegara, quizás demasiado sobrevalorado por quienes quisieron sacarle parecido, ¿Eto'o y Drogba? Por lo poco que se puede ver por internet es un jugador que es algo más de lo poco que hemos visto.

Es verdad que cuando llega un jugador debe ser para adaptarse a su nuevo equipo y no que su equipo se adapte al completo a él. Llegó con la etiqueta de pertenecer a Doyen Group, otro más. Que tenía un buen remate de cabeza. No sé si es bueno o malo, pero no seré yo quien lo defienda.

Creo que existe ese hashtag por la impotencia de mucho que ha cobrado una víctima concreta, un jugador, pero en el trasfondo se está criticando una mala gestión de fichajes. ¿No crees que los jugadores se miran de unos a otros y saben que muchos pertenecen a Doyen Group y piensan que están ahí no por lo futbolístico sino por lo económico? ¿No crees que los jugadores están para ponerlos y si no valen se les debe indicar? Llevo tres temporadas seguidas queriendo que la temporada termine antes de la cuenta. No me gusta.

Babá Diawará lleva 14 partidos jugados y 579 minutos. No se engañen por los partidos disputados.
Diego López sigue llevando más minutos que él en tan sólo 8 partidos aunque en uno fue expulsado.
Y Beto lleva 8 minutos menos jugados que el delantero en tan sólo 6 partidos completos.

Sevillista seré siempre y socio todo cuanto pueda, pero yo nunca me reiré de uno de mis jugadores, eso se los dejamos a otros equipos de Primera, Segunda y Segunda B que no aspiran a nada o sólo a poco.