Ganar por si acaso.


blancoyrojoesmicolor-sfc.blogspot.com

La liga se está haciendo demasiado larga por segundo año consecutivo. Las razones son por todos conocidas. Llevamos haciendo la goma desde casi el inicio de la temporada, ganamos en casa y perdemos fuera y así es imposible pensar en algo más que no pasar problemas.

Aún así seguimos teniendo opciones de ir a Europa por dos motivos; Primero porque este año (si finalmente se ratifica la sanción al Málaga) hasta el ocatvo irá a UEFA y el segundo se debe al poco nivel de nuestros rivales. Como pueden apreciar, ambos motivos externos al Sevilla.

Los sevillistas hoy día, se dividen en optimistas, pesimistas y realistas. Yo estoy en el grupo del medio, basado en una realidad objetiva y palpable. Para colmo el próximo rival a domicilio es el Betis y con un descanso de tres días. Pero el partido que nos debe de tener entre ceja y ceja es el de mañana frente al Athletic de Bilbao, unos de esos equipos que como nosotros debería de estar mucho más arriba, tiene tres puntos menos y sus problemas internos le están lastrando más de la cuenta.

El Sevilla de mañana debe de ganar para no volver a meterse en problemas en el tramo final de la temporada y para ir con una motivación extra en el próximo derby y ver si de una vez conseguimos ganar dos partidos seguidos. Mañana Emery, según los últimos ensayos, tiene en mente devolver a Navarro al lateral, para meter a Botía y así defender a Llorente, el perjudicado sería el canterano Moreno. Esta semana, otro canterano, Juan Cala, ha salido diciendo lo que verdaderamente siente y muchos compartimos, él es igual o mejor de los que están jugando, así que este que escribe sigue confiando más en el lebrijano que en el exsportinguista. Otro cambio obligado será el de Navas, sancionado (no se perdía un partido de Liga desde hace más de un año) lo más seguro es que sea Del Moral el que lo sustituya.

Un partido el de mañana que habrá que ganar por si acaso un día nos da por ganar fuera de casa. Un partido del de mañana que vuelve a ser un Lunes a las 22h. y en el que el club vuelve a "regalar" entradas en detrimento de los socios. Seguramente en la próxima renovación se vean las consecuencias de todo ello y se demuestre una vez más, que eso de que el fútbol es de los aficionados es una de las mentiras más grandes que se han vertido sobre este negocio del balón rodado.