Entrevista a Ernesto López de Rueda

  "Gestión brillante, que potencie y consolide la imagen del club y que los
accionistas lo decidan así" 


El portavoz de la plataforma La voz del Sevillismo, Ernesto López - Rueda nos ha concedido una entrevista en la que nos explica qué fin tiene este grupo de pequeños accionistas y cuáles son a su modo de ver las líneas esenciales para el futuro del club.

- ¿Alternativa, oposición... cómo prefiere que les llamen?

Ni una cosa ni otra. En primer lugar en el Sevilla no puede existir alternativa alguna que no pase por una compra masiva de capital al consejo, pues en este órgano se haya representado aproximadamente el 53% del capital total de la entidad, incluso aglutinando -lo cual resulta imposible- el 47% restante, es imposible constituirse en alternativa. Respecto al término "oposición", tampoco nos definiría como tal, sino más bien como un grupo que pretende controlar y fiscalizar dentro de la medida que contemplan las leyes, las tareas y gestión del consejo de administración "apretándole las tuercas" como medio para perseguir una mejora de la gestión


- Podrías explicar en breves palabras cuál es el cometido de tu grupo. ¿Hay una cabeza visible?

No existe cabeza visible como tal a fecha de hoy. A la creación de la corriente de opinión sucederá la fundación de una asociación legalmente registrada que será la que previsiblemente lance la campaña para la sindicación de acciones. Como cualquier asociación de ese tipo, tendrá una junta directiva, pero eso se demorará todavía hasta bien avanzada la primavera.

Pretendemos constituirnos en un primer momento como una "corriente de opinión" dentro del sevillismo, y como tal opinaremos sobre los distintos asuntos que afectan a la institución en el momento en que lo creamos oportuno pensando que es saludable para el sevillismo que existan y bullan nuevas ideas que, de darse el caso, por supuesto que pondremos a la disposición de la entidad en la búsqueda de su mejora.

  
 "Se ha dejado de fichar bien como norma y hemos perdido la capacidad de fichar por nosotros mismos debido a la falta de dinero"


  - La última Junta de Accionistas fue de las más movidas de los últimos años, pese a ello la gestión económica se aprobó por amplía mayoría, ¿percibes en el sevillismo aquello de "o Del Nido o el caos"?

Quizás algunas personas puedan discurrir de esa manera, pero creo que tradicionalmente el sevillismo sabe separar el grano de la paja. En absoluto creo que exista un temor generalizado entre el sevillismo acerca de que si José María del Nido abandonara la presidencia del Sevilla ocurra algo malo para la sociedad, él mismo ha repetido en multitud de ocasiones que nadie es imprescindible o que tan sólo lo son la afición, el escudo y la bandera, planteamiento que compartimos en su totalidad.

En la última junta general aprobó las cuentas una mayoría del 97% de las accciones presentes en aquel momento que significan el 57% del capital del club, el 3% de las presentes (casi el 2% del capital social de la entidad) no lo hizo y el 45% del capital siquiera estuvo representado en la junta. Aproximadamente un tercio de los accionistas minoritarios presentes no aprobaron las propuestas del consejo. Y un tercio, aún con poco capital, es una cifra significativa.
 
 
- Del Nido asegura que seguirá otros diez años más. ¿Es malo que un presidente tenga una continuidad tan alargada al frente del club?

Si la gestión del presidente fuera brillante y alumbrara y potenciara la imagen del club, no habría ningún problema en que siguiera el tiempo en que el capital se lo permitiese. Para ello deben de darse las tres circunstancias;: que la gestión sea brillante, que potencie y consolide la imagen del club y que los accionistas lo decidan así. Si se quiebran cualquiera de las dos primeras premisas o ambas, el capital que sustenta a cualquier consejo tiene la opción de ratificar a las personas, y lo lógico sería que lo argumentara, o bien que las sustituyera por otras. Pienso que el presidente es una persona lista y confío en que sabrá valorar adecuadamente todo esto.
 "Llamaría a una refidelización de la masa social sevillista, ahora más alejada del estadio, por precios de abonos, entradas y horarios"

 - ¿Qué podría aportar un cambio en el consejo de administración? ¿Continuidad o cambio del rumbo?
Con su actual configuración el consejo es continuista. Si los cambios se basan en mera sustitución de personas pero con una misma política u obedeciendo en la sombra las consignas de quienes ahora detentan los principales capitales, también seguirá siendo continuista.

- En una entrevista reciente el presidente dijo que trabajan con el grupo Doyen o que se adeudaba dinero a los jugadores porque los bancos han cerrado el grifo a los equipos de fútbol ¿qué hemos hecho mal para llegar a esta situación?

El Sevilla basó su exponencial crecimiento en una acertada política de "vender para crecer". Se había oído ya antes en nuestra historia, sobre todo en los años 80 y 90 pero no se había acertado en la ejecución de esa máxima. A raíz de la llegada de José María del Nido los aciertos fueron inconmensurables en ese sentido, sin embargo, desde hace unos años no venimos acertando con los fichajes, sin ir más lejos la operación Koné le ha supuesto a un club como el Sevilla entre fichaje, fichas y salarios la friolera de cerca de 30 millones de euros, la de Romaric únos 20 millones, la de Acosta unas cifras similares y dejo de enumerar. Un club como el Sevilla no puede afrontar semejantes gastos sin recibir a cambio grandes éxitos. Y la acumulación de fracasos en costosos fichajes ha conducido a la actual situación. Se ha dejado de fichar bien como norma y hemos perdido la capacidad de fichar por nosotros mismos debido a la falta de dinero, luego el club ha optado por entregarse a Doyen en esta faceta.

- Aunque todo sea muy incierto, ¿cómo crees que será el Sevilla FC dentro de cinco a diez años?

Confío en que pueda enderezarse un rumbo sobre el que se ciernen algunos nubarrones. Somos un club muy dependiente de los ingresos televisivos que en la próxima temporada pueden rondar casi el 60% de nuestro presupuesto. Si desgraciadamente se produjeran problemas en el mundo futbolístico por dificultades de los operadores televisivos, el Sevilla se encontraría entre los principales damnificados, por lo que hay que intentar consolidar otras partidas presupuestarias que pasan por lo que yo llamaría una "refidelización" de la masa social sevillista, ahora más alejada del centro neurálgico del club -estadio- por precios de abonos desfasados, ni qué decir de las entradas, así como de los horarios impuestos. La estabilidad económica es básica, consiguiéndola, un Sevilla que ha perdido la ocasión de consolidarse entre los 4-5 principales clubes del país- debe de intentar asaltar nuevamente ese objetivo y es lo que espero suceda. Nuestra tarea será reflexionar sobre cómo podrá ser eso e insistir al consejo para que adecúe sus políticas hacia ello.

- Ante dificultades económicas ¿Es la cantera el futuro?

La cantera, salvavidas en ocasiones, no en vano cabe recordar que tan sólo con las ventas de Reyes y Ramos se ingresaron más de 50 millones de euros en una época de penurias, tampoco es una panacea sobre todo por la situación legal en que vive en un marco en que los grandes clubes pueden pescar en ellas con un coste nimio. Pienso que un club como el Sevilla debería de tener un mínimo de jugadores canteranos -de calidad- que entre otras cosas obligatoriamente habrán de dotar de personalidad sevillista a la primera plantilla de la entidad, aumentar su grado de compromiso, cuestión que en los últimos años ha originado diferentes problemas con ciertos jugadores que no han tenido un apego ni respeto mínimo a la entidad que les paga.

- Resuma en una frase la idiosincrasia del sevillismo.
Una afición que sabe vivir su club a las duras y a las maduras, sobre todo en las primeras.