El cuento se acaba


Foto de sevillismo.com

"Por fin" es lo que diremos aliviados muchos sevillistas una vez que hoy Clos Gómez de por concluida la temporda. Porque la de este año y como desgraciadamente viene oucrriendo en los últimos años, se ha hecho muy larga. Lo único que le podemos pedir a los jugadores, como decíamos en la pequeña crónica después del partido de Osasuna, es que ganen por la afición, para que terminen con un saber dulce en la boca.

Ya sólo podemos ser novenos y esperar la carambola europea (que se ratifique la sanción al Málaga y que al Rayo Vallecano no le concedan definitivamente la licencia), es penoso que esto tenga que ser así, pero es lo que nos hemos merecido durante estos nueve meses de competición... y gracias, porque con los números que hemos tenido a domicilio lo que podríamos haber vivido hoy no me lo quiero ni imaginar.

Llega un Valencia con la oportunidad de meterse en Champions, quién lo diría con la primera vuelta que hicieron, pero de la mano de Valverde se han renovado, han sido un equipo más efectivo que efectista y se disputarán la cuarta plaza con la Real Sociedad.

Poco queda decir de nosotros que no hayamos dicho ya. Los análisis llegarán a partir de la semana que viene. Hoy parece que Fazio será duda hasta última hora, que volverá Alberto Moreno y que y eso sí está garantizado, se le dará una despedida a la altura de su nombre en la historia del Sevilla F.C, me estoy refiriendo lógicamente a Andrés Palop, aún no se sabe si jugará o no, yo lo pondría. Otros jugadores también jugarán hoy su último partido con la camiseta sevillista pero para no entrar en el juego de la rumorología no daremos nombres, aunque algunos de ellos están encima de las mesas de negociación desde hace tiempo.

Hoy sobra decir, estoy convencido que será así, que hay que animar hasta el final. La crítica que haya que hacerle a los jugadores, entrenador y consejo cuando acabe el partido. Termine como termine el partido la crítica tiene que ser proporcional a lo que los sevillistas hemos sufrido esta temporada, es decir, una pitada de campeonato.