Málaga C.F - Sevilla F.C: Cortar la hemorragia.



Cortar de raíz la pequeña hemorrogia que nos ha salido en los últimos tres partidos para que no siga extendiéndose por todo el cuerpo. Ese debe de ser el objetivo para el partido de hoy.

Después del inesperado traspiés del sábado pasado y por mucho que tiráramos a puerta más de 20 veces, lo único que vale es el resultado y aquél marcó un 2-3 a favor del Levante. Así que hoy habrá que ponerse el mono de trabajo, bajarle los humos al Málaga, que saldrá a morder primero porque están a 2 puntos de la permanencia y segundo porque para ellos es un derby (o al contrario). Los malacitanos llevan 4 jornadas sin marcar un gol.

Curiosamente ahora nuestro fortín está fuera de casa, hemos ganado a Español, Granada y Villarreal y empatado en Elche y ante el Atlético de Madrid. Aquellos partidos tuvieron todos un punto en común, que jugamos como equipo, serio desde atrás, sin dejar espacios entre líneas y sabiendo aprovechar las ocasiones (pocas) que tuvimos. Y ojalá que hoy se repita. Sí es verdad que dos de los puntales de este equipo no estarán. Carriço por sanción y M'bia por lesión, también se cae por este motivo Marin, y el sancionado Jairo, mientras que vuelve y esperemos que para quedarse, Cheryshev. Sus bajas pueden ser cubiertas por Iborra (que nunca debió de salir del equipo) y Cristóforo haciendo que Rakitic juegue más adelantado. Beto también es duda hasta última hora.

En el equipo de la Costa del Sol es baja Santa Cruz, mientras que se han reforzado en este mercado de invierno con Pablo Pérez, Amrabat y Ezequiel Rescaldani, hoy veremos si Schuster los utiliza o no.

Pero con ellos en el campo o sin ellos, nosotros debemos de seguir en la senda de los últimos encuentros, volver a recuperar la solidez defensiva y tener la pólvora preparada, porque si no el fútbol que está hecho a bases de resultados, no tiene sentido.

Foto de Number1sport.es