Sevilla F.C - C.F Benfica: Seguíamos esperando este día.



El 10 de Mayo de 2006 El Correo de Andalucía escribió uno de los mejores titulares que recuerdo: "Una vida esperando este día". Esa vida de la que hablaba el titular se ha seguido llenando. Apenas ha estado vacía. Las horas y los meses han sido un tic tac permanente. Contábamos las noches por partidos, los corazones por estadios e hinchábamos el escudo hasta que exhalábamos jueves por venir. En nuestra imaginación se atropellaban las fronteras que teníamos que saltar para volver a soñar contigo.

La vida de aquel día la construyeron piedra a piedra nuestros abuelos y padres. Fueron apilando balones roídos por el tiempo, arrrugas de tristeza y de nostalgia, canas que unidas con su sangre formaban el rojiblanco más bello. Se fraguaban historias que aún estaban por contar, se relataban momentos, nombres, goles para que aquellos niños no dudaran nunca de sus colores y fueran al colegio con la camiseta del Sevilla.

Un niño de apenas 6 años que veía como su padre lloraba de alegría al abrazarlo, él aún no lo sabía, pero estaba incubando en su interior la pasión sevillista. Llegó Glasgow y Mónaco y Madrid... y el niño fue engordando su escudo. Lo alimentaba cada fin de semana. Se plantaba delante de la televisión y sus ojos petrificados veían pasar ciudades, celebraciones y títulos. Hoy con cerca de 14 años lee y escucha a su padre y a su abuelo hablarle de Bertoni, Rui Sosa, Magdaleno, Francisco, Blanco, Pintinho o Montero y le suenan de oídas, no sabe situarlos pero corriendo va a contarle a sus amigos que aquellos nombres, aquellos hombres que sudaron el mismo sudor que hoy sudamos todos, que probaron el barro y la arena de aquellos tiempos en que casi todo eran tinieblas...pues que gracias a ellos hoy seguíamos esperando este día.

Aunque hoy son otros nombres que al final son los mismos. Otro fútbol, otros cánticos. Sevillistas que se fueron pero que se reciclaron en otros. Gargantas que se secaron pero que nunca agotarán la llama de un candil que hoy queremos que siga iluminando el nombre de Sevilla.


Foto vista en Vavel.com