Vergüenza: El Chiringuito de Neox quiere enfrentar a Valencia y Sevilla.


Los de la Sexta, Cuatro o Neox no se enteran. Mejor dicho todo lo contrario, claro que se enteran. Las audiencias suben (o no, porque no sé cuantos programas como este llevan cerrado) y la gente habla de un programa de mierda fútbol y de sus tejemanejes.

Uno de los partidarios es, de nuevo, Rafael Almansa que viene como abanderado de la Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Invicta y Mariana. Pues no, señores, él será un periodista especializado en Sevilla por toda su trayectoria, pero no es nadie para hacer creer a España que viene en nuestro nombre al dar su opinión. Y pobre del que confunda la opinión de este señor con la de todos los sevillistas.

Me parece bien que cualquier persona esté en contra de los insultos a Álvaro Negredo, por supuesto, en eso estamos de acuerdo todos. Fueron un bochorno porque no vinieron a cuento y el jugador no se lo merecía. Pero ¿a que no es lo mismo que un periodista de Sevilla hable de la afición del Valencia a que lo hago un periodista gallego o vasco, por ejemplo? Pues claro que no. La gente relaciona a la parte con el todo y eso no es así. Él no representa a la afición del Sevilla, como mucho podrá representar a los periodistas de Sevilla, que no es lo mismo ni por asomo.

Rafael Almansa, con un mensaje casi incendiario -nunca mejor dicho- dice frases como "Sevilla está que arde" o "Qué acción tan maligna para el fútbol".

El problema de esto son los mensajes ocultos del tipo "Rafa Almansa explota" y la gente leerá "Un sevillista explota" cuando es mentira porque este señor no lo es. O por ejemplo "¿Eso de Puta Sevilla por qué?" y la gente entenderá "¿Eso de insultar a mi equipo por qué?". Pues no, repito, no lo es. Este señor no nos representa y sólo quieren calentarlo más y más. Es absurdo.

Que después de todo esto, hablando de Negredo, dice Josep Pedrerol "Y este es el sentimiento de mucha gente del Sevilla" por si había alguno que no se había confundido entre la opinión de un periodista y de una afición entera, que lo terminen de liar.

La guinda del pastel llega cuando Pedrerol dice: "Nadie del Sevilla ha abierto la boca" -y entre medio un "Mal" de Almansa- continúa Josep: "Habría que replantearse quien dirige el club éste".

¿Encima la culpa la tiene el Sevilla, un club Señor, por no sacar un comunicado oficial criticando qué? ¿A unos aficionados del Valencia cantando? Los hay en todos los estadios de fútbol cada fin de semana y tendrían que estar sacando decenas de comunicados. ¿Defender a un exjugador? Pues claro que no, el Sevilla no quiere hacer más leña de la que ya hacéis vosotros, periodistas sensacionalistas que sólo vendéis del fútbol la mierda que hay en sus retretes.


Programas como estos son los que ven los españoles, los que nos lavan la mente y no nos dejan pensar por nosotros mismos. Los Sálvame, los Chiringuitos, los Mujeres y Hombres, los Gran Hermanos, los Manolos... Sois en la televisión lo que una mierda es en un vertedero. Lo más asqueroso que hay en la basura.

No porque no den contenidos de calidad, eso es hasta normal, sino porque lo que provocan es que personas de carne y hueso se enfrenten. Yo no veo a periodistas agrediéndose porque no están locos, saben lo que hacen, pero provocan que los locos lo hagan. Y cuando esos locos con camisetas de fútbol se peguen y ellos puedan grabarlos con una cámara, tendrán más mierda y más odio que retransmitir en sus cadenas.

Es mi opinión y no la de todo el sevillismo.
¿Tan difícil es de recalcar ésto?