Villarreal C.F - Sevilla F.C: Se llama competir.


                         
                                      
                                               El campeón y su entrenador se agigantan en el Madrigal.






Reflexiones positivas
Reflexiones negativas
  • El partido fue ejemplar, de esos que te sale todo lo que habías ensayado, de los que pones en la pizarra para desactivar al rival y todo se traslada al césped. Luego hay que competir y correr y defender y presionar.
  • Es difícil personificar en algún jugador cuando todo un bloque, incluso Banega y Reyes lo poco que jugaron, estuvieron de 10 pero...
  • Vitolo, espectacular el estado en el que está el canario. Está tocado con una varita mágica que se llama trabajo y superación.
  • Iborra, podríamos decir casi lo mismo. El esfuerzo y desgaste al que se está viendo obligado en el campo, es de chapeu, ¿Cuántas veces salta a lo largo de un partido?. Además ayuda en la segunda línea, manda y su proyección ofensiva ha mejorado sustancialmente.
  • Sergio Rico, muy parecida a la actuación que tuvo en la ida de octavos. Hizo tres paradas providenciales, de esas de las que luego algunos no se acuerdan cuando llega el momento de valorarlo en su justa medida.
  • Gameiro. Todo lo que hizo, lo hizo bien. El pase en el primer gol, otro que le dio a Vidal que terminó en el larguero, a parte de meter el tercer gol y de un trabajo en todas las líneas, brutal.
  • Y, M'bia, Vidal, Krycho, Tremoulinas... y por supuesto Emery, valedor y partícipe de que este equipo sea capaz de competir, trabajar y creer en sus posibilidades. 
  • Marcelino lloró antes del partido. Se le veía nervioso e incluso lo expulsaron. Dijo que nuestros medios centros hacían muchas faltas. Pues bien, el Villarreal hizo 19 faltas (pitadas), casi el doble que nosotros (10).
  • Espero que nadie cometa la osadía de subestimar y menospreciar al rival como ya lo hicieron con otros equipos. Este rival es un equipazo, y quedan 90 minutos. 





Foto de EFE.