Juventus - Sevilla FC: Mirando a otro lado



Ya sé que a todo buen aficionado al fútbol le gusta ver a su equipo en la Champions. Que quiere verlo codeándose con lo más granado del fútbol europeo, visitar grandes estadios, ver a sus estrellas en directo y si es posible pasar a la siguiente ronda para que esas sensaciones se repitan al menos en un par de ocasiones más... pero nuestra situación en la Liga me obliga a decir que el partido de mañana es más un obstáculo que una ayuda. Todo por nuestra pobre puntuación en el campeonato doméstico, mejorada de milagro el pasado sábado.

La Champions desgasta, exige y mentalmente descoloca. Todas las miradas están puesta en este tipo de partidos, sobre todo las de los jugadores. Aquí sí corren, sí presionan, sí están motivados y concentrados. En estos encuentros la actitud es la máxima... pero luego en la Liga nada de eso aparece. Tenemos el ejemplo del primer partido ante el Borussia y los posteriores ante Celta y Las Palmas.

Pero lógicamente el partido de mañana hay que jugarlo. Somos líderes de grupo y nos enfrentamos al subcampeón de esta competición. Un equipo italiano venido a menos. Aún no han ganado en su estadio esta temporada y su último partido se saldó con una derrota ante el Napolés (2-1). Es 15ª con sólo 5 puntos en la sexta jornada. Tienen las bajas de Marchisio, Mandzukic y Cáceres apartado por indisciplina. El entrenador Allegri empieza a ser cuestionado.

Por nuestra parte, qué sería un partido sin nuevas bajas, a este se suma la de Llorente por sobrecarga. Mientras que es novedad el lateral izquierdo del filial Matos. Como venimos diciendo desde hace algunas semanas, Krycho debería de tener descanso y mejor hoy que el sábado ante el Barcelona donde nos jugamos cosas más importantes. N'zonzi e Iborra o incluso Cristóforo podrían sustituirle, mientras que Immobile y Konoplyanka podrían tener una oportunidad de inicio. El resto serán los que están, no hay mucho más donde elegir.

Será importante jugar con su ansiedad, saber esperar nuestra oportunidad y buscar un fútbol más dinámico y rápido que sorprenda a los italianos y nos de a nosotros una dosis importante de moral.


Foto vista en orgullodenervion.com