Manchester City - Sevilla F.C: Cuestión de preferencias.


Habrá quien diga que la Champions está para disfrutarla por lo mucho que nos ha costado llegar hasta aquí. Habrá gente que creerá que por escribir esta previa, el que escribe quiere que mañana perdamos o que nos eliminen cuanto antes. Sigo pensando lo mismo que pensaba en la previa del partido ante la Juventus. El partido de mañana en Manchester no nos ayuda, es más creo que todo lo contrario, nos despistó ante el  Eibar y nos debilita para el partido del sábado ante el Getafe.

Todo ello quiere decir que yo quiero que el Sevilla pierda. En absoluto. Quiero que compita, que salga con la actitud adecuada y también quiero que aquellos jugadores que necesitan descanso, por ejemplo Krycho, lo tengan mañana y no en la Liga o que Immobile y Konoplyanka salgan de titular y tengas muchos más minutos, sería una forma de que compitan mientras otros descansan. Nuestra situación en la competición doméstica nos obliga a ello. Pero esto es sólo una opinión. Cuestión de preferencias.

Mañana es una prueba de nivel, de mucho nivel. En frente tendremos al multimillonario y todopoderoso City (200 millones en fichajes este verano) sin algunas de sus estrellas como Agüero y Silva, pero con Otamendi, Kompany, Touré, Fernandinho, Sterling o Navas. El equipo total, el que no perdona a un equipo flojo y débil, el que no tiene perdón con aquellos que perdonan. Es líder en solitario, sólo ha sufrido dos derrotas y lleva 24 goles en 9 partidos. Cifras que hacen que te flojeen las piernas.

Y eso precisamente es lo que no tiene que hacer el Sevilla. Los de Emery poco a poco están recuperando efectivos, el principal Banega y para mañana Krhon Dheli y Llorente, gente con experiencia a los que no les caiga encima el pesa de la presión, aquellos que lleven sobre sus hombros el peso del equipo, que sepan manejar el juego, darle sentido y sobreponerse a cualquier adversidad. No venirse abajo nunca. Competir, sacrificarse y luchar...o lo que es lo mismo, correr, presionar y no tirar ningún minuto a la basura. Todo ello debería de ser la línea a seguir en la Liga. ¿Qué Sevilla nos tocará ver mañana, el de la primera parte ante el Eibar o el del Barcelona? Conseguir la regularidad es el primer objetivo del equipo. Ojalá que mañana sea el primer paso.


Foto de UESyndication