Ath Bilbao - Sevilla F.C: Más en serio todavía.


Uno se empieza a dar cuenta que la UEFA va en serio cuando se enfrenta a partidos con chispa y con nervio como el de mañana. El de San Mamés es de esos partidos en los que un equipo debe sacar a pasear sus señas de identidad y advertir al más osado, quién y por qué es el campeón.

Porque ante el Basilea, en parte, tuvimos por momentos las entrañas en la boca, pero volvieron a su sitio bien pronto. Mañana será otro cantar, un equipo hecho y derecho, competitivo, con garra y que sabe cuál es la manera de hincarle el diente a esta competición, de hecho fue subcampeón hace 4 años, al igual que su entrenador que lo fue cuando dirigía al Español y perdió con un equipo del sur de España de cuyo nombre sí quiero acordarme.

Los vascos llegan con las bajas de Sabin Merino y sobre todo con la de Laporte, aunque tienen al delantero de moda, Aduriz,  con una capacidad goleadora asombrosa. Habrá que atarlo en corto porque por ahí pueden pasar muchas de nuestras opciones de eliminarlos. Los sevillistas llegan después de la derrota del pasado domingo, que cortó una estratosférica e histórica racha en casa. Lo más importante, recuperar jugadores un tanto maltrechos fisicamente: Banega, Vitolo, Krycho o Krhon- Dheli, Carriço se queda fuera. 

Once tipos y once gladiadores porque será una batalla futbolística, una manera de tomarse en serio esta competición, que no queremos verla pasar sin que se nos enturbien los estómagos.


Foto. EFE. El Correo de Andalucía.