Sevilla F.C - Shakhtar Donetsk: Europa nos espera.




Europa está impaciente por la noche que le espera. Europa está expectante por saber si unos de sus hijos más preciados vuelve a la final, a su quinta final de UEFA. Pocos habrá en el viejo continente que puedan vivir con tanta pasión esta Europa nuestra que está entre nosotros.

Se engalanarán los balcones, se irá de fiesta la primavera si allá por la media noche podemos celebrar el pase a Basilea. Se tenderán sobre cien cuerdas los corazones sevillistas para que estén secos y poderles las enaguas roja y blancas.

Pero antes de que todo eso ocurra mañana hay que solventar la eliminatoria. Gran resultado el de la ida pero cuidado, los ucranianos tienen más nombres sobre el campo que el que tiene su equipo en Europa.Taison, Marlos, Kovalenko... Ni mucho menos será fácil (han ganado todos sus encuentros como visitantes). Sus bandas son rapidísimas y su juego coge una velocidad que te vuelve loco, a nosotros en la ida nos desbarataron en un momento... menos mal que salió el Sevilla de las grandes noches para enmendarlo. Así que las lanzas altas y dispuestas. 90 minutos quedan, ojalá que no sean más. Y si lo son, que  lo sean, hemos aprendido a sufrir, tenemos el doctorado en fortaleza coronaria.

Estamos casi en cuadro, con las bandas cogidas con alfileres, dependiendo sólo de Gameiro arriba y con un físico que debe de exprimirse al máximo y dar el resto en los pocos (pero claves) partidos que quedan. 

 Y por si había poco para pasar a la final, nos conmovió la grave lesión de Krhon - Dheli, jugador fundamental, todoterreno que estará fuera mucho tiempo, por él deben de salir las ganas cuando las fuerzas desaparezcan. Todos han contribuido a llegar hasta aquí. Es de justicia brindarle al danés el camino a Basilea.


Foto  vista en javisfc.com