Sevilla F.C - R.C.D Español: Otro nuevo comienzo.




Si a alguien le asustan las alturas que ni se acerque esta temporada por Nervión, porque si en las últimas temporadas hemos cambiado a infinidad de jugadores lo de esta es el triple salto: media plantilla nueva y estilo totalmente diferente al anterior.

Mañana se abre una nueva Liga, una más donde el Sevilla parte con opciones de meterse entre los cuatro primeros además de la ilusionante participación en la Champions. Para ello la secretaría técnica ha decidido dejar el mando a Sampaoli, un argentino valiente, filósofo y que parece que no se arruga ante nadie independientemente de los palos que le den. Todo se debe de llevar con paciencia, sabiendo que el estilo es una cosa y el resultado otra y lo primero nunca debería de estar por encima de lo segundo. Mucho centrocampismo, poca pegada y problemas atrás así comenzamos la temporada, luego el balón pondrá a cada uno en su lugar, callará o no las bocas de los buitres y saldará cuentas.

El caso es que en la noche del sábado empieza todo de nuevo, como ya estamos acostumbrados, nos reciclamos tan rápido que no dejamos a la gente a que se hagan iluisones cuando ya se han desilusionado...  y eso en 2 partidos, cuando vayan 20 no sé qué será de ellos... o de nosotros. El caso es que el triple salto mortal conlleva unos sobrecostes y ese es el tiempo. El fútbol no da espacio ni siquiera para la lavar la ropa sucia de la pasada temporada, cuando la lavadora aún está húmeda ya se le está achacando al nuevo de turno que siga centrifugando y eso señores aficionados es imposible, por qué si una plantilla (de la que no hay nadie posterior a 2013) ha cambiado a la mitad de sus jugadores, lleva a cabo un sistema distinto y ha jugado contra Madrid y Barcelona no necesita tiempo, ¿entonces quién lo necesita?

Pero ya decimos que el tiempo en el fútbol va al revés, aquí se empieza por la jornada 38, se critica y se exige como si fuera el final de la temporada y cuando llegamos a las navidades la cosa se calma, la tormenta no pasa de chubasco y entonces es cuando de verdad comienza la Liga. Mientras tanto hay prisas, dramas que no supuran y bienaventurados que ya aventuran una temporada calamitosa.

Así que mañana empieza el suplicio, que ustedes lo disfruten.

Foto: sevillafc.es