El sevillismo de las primaveras

El Sevilla FC realiza la mejor primera vuelta de su historia. 

Hemos vuelto a escribir un hito, con letras de oro sobre campo de plata. La ilusión que uno siente, de aquello que queda por venir. Lo que aún no hemos vivido, lo que creemos posible porque dejamos de creer en los mitos.

El sol que se viene a dar calor, que se asoma por Nervión, como un ojo futbolero que quiere mirar cómo juegan los de blanco y rojo. Las nubes que desaparecen aunque desde muchos medios de comunicación las impongan. Inestabilidad, que dicen en sus partes meteorológicos, señalando a los del norte (tribuna baja).

Somos como una cadena humana pero sin cadenas. Somos como un niño en una eterna mañana de Reyes. El porvenir -el devenir- de los actos. El todos a una y brindemos en la Puerta de Jerez ¿quién sabe? Pobre del que quiera robarnos la ilusión.

Los medios no importan. El sol, la manga corta. Nosotros a lo nuestro, nosotros a ganar. La bufanda de adorno, en la muñeca reliá. Busquemos tu mirada, Nereida. Vivimos en la espera más sevillana, pronto empezarán de nuevo los meses que resumen nuestras vidas.

¡Ay, el sevillismo de las primaveras!