Osasuna - Sevilla F.C: Oficio y ambición


                                                        Sin alardes pero con pegada                                                


Osasuna 3 - 4 Sevilla F.C
                        Iborra (2)
                        Mudo Vázquez
                        Sarabia


Reflexiones positivas:
 - Sin hacer un gran partido, imposible por el estado del céped entre otras cosas, el equipo supo sacar adelante el encuentro con más oficio y tesón que juego y eso es un síntoma de grandeza y ambición sin límites.
 - Como nombres propios, sin duda Sergio Rico, dos paradones suyos (con 1-0 y con 1-1) salvaron un partido que se estaba tiñendo de negro, una vez más el canterano está en su sitio, sin alzar la voz ya nos lleva ganados muchos puntos.
- De nuevo Iborra, el gran capitán, se rehizo de su gol en propio meta para sacar el carácter ganador que lo lleva inflado en las venas. Sigue siendo el mejor 9 que tenemos, cuando se suelta al ataque parece que tira de una cuerda al equipo para que avancen con él.
 - Jovetic ha caído de pie en Sevilla, dos goles ante el Madrid y un partido de luchador nato, fue el que revitalizó el fútbol ofensivo del Sevilla cuando más falta hacía, su actitud y su templanza en el primer gol son dignos de alabar en un futbolista que lleva una semana aquí.
- Sarabia. 5 goles lleva ya el madrileño. Sus aportaciones desde el banquillo siguen siendo claves, no sólo a la hora de mirar a portería, sino también con el peligro que tiene a balón parado y  por la manera de dejar su huella cada vez que sale. Jugador número 12 para Sampaoli.
- Por último Ben Yedder, no marcó, pero su trabajo constante, su insistencia y su pelea bien merecen un reconocimiento. Los delanteros viven de sus goles, pero cuando no llegan hay que saber valorar el esfuerzo sin ellos. 
- El entrenador volvió a dejar su impronta de ganador. Sarabia por Mercado. Había que ganar en un campo difícil y más después de la sobredosis de azúcar... y se ganó. Temporada histórica la que llevamos hasta el momento. Y de eso el técnico argentino y Lillo tienen gran culpa.

Reflexiones negativas:
- Sobre todo en la primera parte faltó intensidad. El sevilla no se enteró de que iba el partido hasta casi el final del primer tiempo. Vivía de alguna contra que llevaban Jovetic o Ben Yedder pero con poco convencimiento, mientras que otras veces se intentaba atacar de una manera directa que no funcionó. El Osasuna ganaba casi todos los cuerpo a cuerpo, no supimos imponernos lo suficiente para dejar claro desde el inicio quién era el segundo clasificado.
- Rami no tuvo su día. El primer gol rojillo es un error grave al dejar centrar al área por tal de evitar el córner, luego tuvo problemas de colocación y un tanto de pasividad.
- Sin Nasri costó mucho que el balón saliera de atrás con un mínimo de sentido, se hacía de manera irregular, inconstante, sin nadie que puediera hacer la función del francés, ni N' Zonzi ni Iborra supieron hacer circular el balón en gran parte del partido... aunque en la segunda parte mejoró tras el empate, sigue siendo una asignatura a tratar cuando falte el mago francés.


Foto de EFE. Diario de Sevilla.


Puntuaciones*
*Las puntuaciones van del 0 al 3

Rico 3

Mariano 1
Mercado 1
Rami 1
Pareja 2
Escudero 1

Iborra 3
N' Zonzi 2
Jovetic 2

Mudo Vázquez 2
Ben Yedder 2

Sarabia 2
Correa 1
Kranevitter s.c