El fútbol de ahora





El fútbol de ahora tiene muchos dueños con tiempo. Dueños que saben más de la economía de un club que de la propia, que tienen una opinión para todo y que además te dicen qué y cómo tienes que pensar. Hay dueños que saben de gestión deportiva, de táctica y de fútbol internacional, que le dicen al club cuándo y por cuánto hay que fichar al fulanito de turno y las consecuencias que traerá si no se hace.

Tarde o temprano llegará el fútbol sin más argumentario que un balón y dos equipos o no, el fútbol ya es lo de menos, los amos del balón están detrás de un ordenador tecleando sin parar cuándo llegará el apocalipsis a su club para sacar a pasear esa sonrisa de fogueo que les sale cuando todo va fatal, pero ellos llevan la razón.

El fútbol de hoy tiene opciones A, B, C y se habla de ellas como si hubiera que elegir entre cuaderno de cuadritos o de rayas, se valora a un delantero por cuatro partidos o se masacra a la dirección deportiva por fichajes (malos por supuesto) que nunca vienen. Es el ¿fútbol? al instante, es el ahora más próximo que va de un rumor sin fundamento a un fichaje sin rumor, un escaparate perpetuo donde se difuminan los rigurosos, los analistas, los que piensan más rápido pero escriben más lento.

Esos dueños que no son dueños ni de sí mismos, que en su asarosa vida les han dado un coletazo que le han mandado sin escalas al mundo virtual. La ficción es lo que les mantiene vivos. Ellos tienen cogidos al fútbol por las bufandas y son capaces de ahogarlo tanto y dejarlo inherte hasta poder decir, nosotros inventamos esto.


Foto vista en redesdeportivas.es