Todos unidos



No hace tantos años tuve en el estómago sensaciones de nerviosismo e inquietud, mi equipo iba a luchar por entrar en una final, algo impensable temporadas atrás y menos en ésa, que fuimos eliminados de copa por el Cádiz, "nunca ganaremos nada" hablábamos mi hermano y yo en el camino de vuelta a casa tras otro fiasco más. Ahora vuelven a mí esas sensaciones, ese nerviosismo, ya se que no es comparable, pero aparecen de nuevo a la espera de que pase algo grande

Amigos, primos, hermanos, en una palabra sevillistas, queremos seguir haciendo historia, nosotros tenemos que ser la voz, el corazón de ese partido, no dudo que los jugadores lucharán por el escudo que llevan en el pecho, pero la eliminatoria la tenemos que ganar nosotros.

No va a ser fácil porque no sólo tenemos un rival enfrente, sino varios que quieren que el Atlético de Madrid llegue a la final como sea y todos (prensa, federación y árbitro) harán lo posible por echarles una mano, no lo dudéis.  Te pido sevillista que reclames la primera falta de ellos como si fuera la última, su posesión debe ser pitada de tal forma que no se oigan entre ellos, en ese momento será cuando empecemos a lograr meter a nuestro equipo en una final más, los goles a favor vendrán solos, que los que estén en el tercer anillo los oigan y se sientan orgullosos del legado que dejaron.
         
 Si después de esto la suerte nos da la espalda, que no podamos decir que no lo hemos intentado, aunque dudo mucho que esto pase porque confío en ti y el mejor equipo de Andalucía volverá a lucir sus colores en una nueva final.

Un texto de Sergio Alés Plaza para Blog Alta Norte.