Sevilla F.C - Valencia C.F: Ganar ya.


La racha de cuatro partidos sin ganar ha dado al traste, de momento, con el colchón de puntos que teníamos sobre Valencia, Levante o Espanyol. Precisamente el primero de ellos nos visita hoy, empatado a 31 puntos y con una dinámica ganadora. El efecto Pizzi parece que va dando sus frutos, no sólo en el juego y en en los resultados sino también en la plantilla, dado que el equipo ché ha sido uno de los conjuntos que más se han reforzado y uno de los jugadores que han llegado en el mercado de invierno, un viejo conocido, Keita, podría tener sus primeros minutos como valencianista.

No queda otra que ganar hoy. De nada sirvió la buena imagen dado el pasado domingo, sobre todo en la primera parte, pero tendremos que agarrarnos a lo positivo para comenzar a escalar de nuevo. Si volvemos a ser un equipo serio desde atrás, y eso implica dos medios centros defensivos, señor Emery, si la pareja de centrales que mejor ha funcionado es Fazio y Carriço, no la cambie señor Emery y si los cambios que marca la lógica se hacen señor Emery, tal vez esta noche ganemos. Ahora bien, arrastrar tantos errores y tanta cabezonería, te lleva irremediablemente a perder.

Y a todo esto esperemos que esta noche el árbitro no quiera ser protagonista, no sé si nos dará algo, pero por lo menos que no nos lo quite. No se si la presión que desde el club se le ha metido servirá, pero alguna vez alguien tendrá que alzar la voz y denunciar de una manera clara y rotunda la mafia arbitral (refrendada esta semana con la noticia de que la RFEF no quiere desprenderse de sus competencias en este ámbito).

El Sevilla tiene las bajas de Marin, M'bia, lesionados y del sancionado Diogo. Mientras que el Valencia llega con la baja de última hora de Piatti.

Le agradeceríamos mucho al entrenador vasco que volviera a utilizar el esquema que nos aupó hace pocos meses en la clasificación: Beto, Coke, Fazio, Carriço (aunque seguramente juegue Pareja), Navarro, Iborra, Cristóforo, Reyes, Vitolo, Rakitic y Bacca.

Y por último sería conveniente que la pólvora que se encharcó el pasado domingo se haya secado... porque si no es imposible.


Foto vista en deporteyocio.es