Sevilla F.C - B. Mönchengladbach: Europa exige otro ritmo



Llegó el tan deseado día para todo buen aficionado al fútbol. El estreno de su equipo en la máxima competición continental. Volverá a sonar la melodía Zadok the priest, ese himno que pone los bellos de punta... pero Europa, esa Europa que tanta le ha dado al Sevilla y viceversa no se merece que nos presentemos con los harapos y la camisa sin planchar, no se merece que acudamos a su cita tarde, mal y sin sueños por cumplir, por ello Europa exige más intensidad, más actitud, más compromiso.

Y de eso poco hemos visto en los tres partidos de Liga, no somos ni la sombra de aquel equipo que ha sido tetracampeón de Europa. Nos faltan los anclajes y definirnos. Los fichajes, salvo, Rami, aún no han dado ese paso al frente para el que vinieron, apenas han aportado. Y eso tiene que empezar a aparecer más pronto que tarde si no queremos que la Champions sea flor de un día y que para colmo nos condicione nuestro rendimiento en la Liga.

Nervión será una fiesta, estará ebullendo noches pasadas, flirteando con la Europa más hermosa. Y para que todo eso no se quede a medias, Emery debe de sacar a un equipo fresco y competitivo. De momento, una nueva lesión de Beto le obliga a sacar a Rico, no parece que haya cambios en la defensa, mientras que en el medio entrará Banega y seguramente Reyes. Puede que Immobile tenga presencia desde el inicio.

Los alemanes no vienen mucho mejor que nosotros. Han perdido todos los partidos de la Bundesliga, han recibido 11 goles (cuando el año pasado en todo el campeonato tan sólo encajaron 26). La situación es muy preocupante y la conjura que han hecho antes de viajar a Sevilla nos da una idea que será un equipo dolido y con ganas de resarcirse de esta mala racha.

Dos equipos en horas bajas. Esperemos que los nuestros se lleven los 3 puntos que les insuflen en los pulmones victorias frescas y sabores dulces. Europa no merece otra cosa del Sevilla.              


Foto vista en el-sevillista.net