Sevilla F.C - S.D Éibar: A apuntar otra victoria.




Sin tiempo de digerir la derrota del pasado domingo, se nos echa encima un nuevo partido como local, sinónimo de victoria según dicen las estadísticas. El rival es un equipo correoso, no excento de calidad y con las ideas claras.

Tal vez algunos pueden pensar que debido a que la cuarta plaza está muy lejos, bien haríamos en asegurar los puntos que se juegan en Nervión y darlo todo en la UEFA. Pero seguir compitiendo al máximo en la liga nos hará que afrontemos la UEFA con  mayor confianza y más credibilidad. Será mejor eso que acomodarnos esperando a que pasen los jueves por venir. Dado el nefasto balance de resultados a domicilio, no queda otra que apretarse los machos en nuestro estadio, no darle vidilla al rival de turno y amarrar los 3 puntos que nos  mantengan en la quinta posición.

Serán cosas del fútbol o tal vez no, pero el equipo sale enchufado en los partidos en el Ramón Sánchez Pizjuán, saben a lo que juegan, le meten intensidad al juego...y si no, son concientes que casi por inercia saldrán ganadores, es lo que ocurrió ante Las Palmas, por ejemplo. Todo lo contrario ocurre  fuera de casa, exceptuando el buen partido del Camp Nou, se ve a un Sevilla apático, sin acierto y con poca actitud.

Es probable que sean de la partida jugadores que no tuvieron muchos minutos en Barcelona, caso de Mariano, Llorente, Reyes o Konoplyanka. Se caen de la lista Diogo, Juan Muñoz, Fazio (aún no ha jugado en Nervión) y el sancionado Kolo. El Éibar nunca ganó por estos lares, día propicio para que sigamos apuntando victorias en nuestro cuaderno de local.


Foto vista en diariovasco.com